Normativa

La clasificación en natación agrupa en clases según la capacidad para nadar del deportista, independientemente de la causa de su discapacidad (pérdida de una extremidad, parálisis cerebral, lesión medular, discapacidad intelectual o deficiencia visual). Esta clasificación funcional empezó a utilizarse en competiciones internacionales a partir de los Juegos Paralímpicos de Seúl, en1988.

Cada nadador debe pasar por una mesa de clasificación donde será evaluado por un clasificador médico y otro técnico que, mediante pruebas, obtienen una puntuación para el deportista. Las pruebas son de varios tipos y están diseñadas para apreciar el grado de Afectación, Limitación de la Actividad y su efecto en el rendimiento deportivo.

Las Pruebas de Evaluación Física y Técnica son:

  • Pruebas musculares
  • Pruebas de coordinación
  • Evaluación de la Movilidad de la articulación / rango de movimientos
  • Medición de la pérdida de extremidad / deficiencia de la extremidad
  • Medición de la altura corporal
  • Puntos de evaluación de la inmersión y el giro
  • La prueba de agua
  • La prueba de flotación (sin puntuación)

Cada prueba está diseñada para dar como resultado una puntuación. El total acumulado de las puntuaciones recogidas de las diferentes pruebas darán la puntuación final. Esta puntuación final determinará la Clase Deportiva del nadador.

Normativa competición Natación Paralímpica. Asociación Deportiva Aragua - Zaragoza

Todas las clases empiezan por con la letra “S”:

Las clases que van de la S1- S10 son para deportistas con discapacidad física (Irían desde la 1 para discapacidades más severas, hasta la 10 para afectaciones más leves).

Las clases S11- S13 son para deportistas con discapacidad visual.
La clase S14 es la destinada para discapacitados intelectuales.
El prefijo “S” indica estilo libre, espalda y mariposa.
El prefijo “SB” indica estilo braza.
El prefijo “SM” indica estilos (combinación de todos los estilos).

Los deportistas pueden efectuar la salida desde tres posiciones: de pie sobre el poyete, sentados en el poyete o directamente desde dentro del agua dependiendo de su condición. En algunos casos se permitirá la utilización de una cuerda de agarre e incluso el entrenador o un voluntario pueden ayudar en las etapas de salida. Esto también se decide durante la clasificación del atleta.

Los nadadores con discapacidad visual precisan ciertas adaptaciones para garantizar su integridad y seguridad. Por ejemplo, en el momento del viraje o llegada recibirán un aviso por un palo con una punta de espuma. Quien realiza esta indicación desde fuera del agua debe entrenar junto al nadador o nadadora esta acción para que sincronicen ese momento. Otro ejemplo de adaptación, es la utilización de gafas opacas para asegurar que todos los competidores, independientemente de su grado de discapacidad visual, estén en la misma condición. En las competiciones por relevo, los equipos no se eligen únicamente por sus mejores marcas sino también por una limitación de los puntos de cada equipo, preestablecidos en la fase de clasificación. La única excepción es el caso de S14 para los atletas con discapacidad intelectual.

Esta disciplina está regulada por el Comité Paralímpico Internacional (IPC) y la Federación Internacional de Natación (FINA).