Volver

Natación de iniciación para escolares



En ARAGUA se hace especial hincapié en la integración.


Estos grupos se establecen por el nivel de natación sin tener en cuenta si el individuo tiene o no discapacidad.


Ambos grupos están diferenciados por intervalos de edades, pero con objetivos y metodología muy similares.


Tanto en los cursos de iniciación como en los escolares, el monitor debe ganarse la confianza del usuario y transmitírsela con seguridad en el propio medio. Nuestro objetivo apunta a demostrar una nueva dimensión, en la cual el niño con diversidad funcional puede compartir actividad con otros niños moviéndose y comportándose de forma más libre y placentera. Para ello, inicialmente las actividades serán juegos lúdicos y agradables que permitan a la persona sentir que puede moverse y tener independencia dentro del agua.


Una vez conseguido este objetivo se trabajarán otros como el desarrollo psicomotor, la cooperación y aspectos técnicos básicos, como la respiración, flotación y propulsión.


Los niños de tres a cinco años podrán apuntarse a uno de los dos grupos de Iniciación proyectados. Cada conjunto incluirá un máximo de seis pequeños y contará con dos monitores. Dos días a la semana y media hora por sesión bien en una piscina reducida de 12’5x13 metros o en una de 25.
Mientras que para los niños entre 6 y 12 años, ARAGUA habilita un servicio para un grupo máximo de ocho usuarios con cualquier tipo de discapacidad o sin ella y dos monitores dedicados al mismo. Dos días a la semana, 45 minutos por sesión y, ya siempre, en una piscina de 25 metros.


Todos nuestros nuevos usuarios deben pasar una prueba inicial para saber con seguridad sus necesidades, que tipo de actividad es la idónea y lo que podemos ofrecerle.